Conociendo la residencia de los Peura

 

Un tiempo atrás publiqué una entrada donde comento que meses después de terminar de escribir Mística Natural, me dediqué a dibujar bosquejos sobre algunos lugares descritos en la novela. Entre esos dibujos, hice el diseño del hogar de la familia Peura, la residencia donde viven Marcus, Marian y Galvin, este último es el mejor amigo de Luna.

Como todas las edificaciones que describo en la historia; el vidrio, la madera y las piedras son los principales materiales que me imagino que forman parte de las construcciones de los hogares de los personajes principales, considerando su cercana conexión con la naturaleza.

“Con su diseño ecológico, la casa parecía ser parte de la naturaleza que la rodeaba; se alzaba sobre una colina y el sendero de piedras lisas que llevaba hasta la entrada principal estaba delimitado por tupidos árboles…”

Lo que vale la pena resaltar de la residencia de los Peura, son sus murales de vidrio.

Al momento de crear el escenario del primer capítulo de Mística Natural, imaginé una casa rodeada de muchos árboles cuya estructura fuera básicamente formada por cristal, aunque su combinación con madera también era importante para mostrar esa esencia típica de los hogares que se mezclan con la naturaleza.

Es maravilloso tener un hogar con paredes transparentes, la sensación de vivir al aire libre es inevitable, además de que da una impresión de que el lugar es más grande de lo que realmente es.

Hay algo muy particular que mi mente desarrolló cuando escribí esta historia, los personajes no se interesan por lujos excesivos ni espacios innecesarios, ellos piensan en comodidad y belleza.

Los Peura son una familia de 3 personas, no necesitan un gran caserón recargado, me imaginé una casa hermosa, con todas las comodidades y elegancia de personas con recursos para tener una residencia bien equipada y agradable.

Respecto a las habitaciones, vislumbré espacio y claridad para la habitación de Marcus y Mariam, mucha luz y minimalismo. En el caso de Galvin, imaginé algo así como una especie de cueva muy ordenada. Una guarida de adolescente donde pudiera sentirse a gusto estudiando o escuchando música.

Finalmente, aquí está el resultado de mi imaginación:

¿Qué te parece? ¿Es cómo te la habías imaginado?

 

 

 

 

 





Deja un comentario

Tu comentario