Lienzos que enamoran. Por Bulan Polleo

 

Todos los que me conocen, están al tanto de que encontré una pasión creciente por el arte, que no sabía que tenía dormida en mi interior.

El mundo de los museos y sus contenidos me fascina e hipnotiza, por eso decidí estudiar en Florencia para dedicarme a la conservación y restauración de obras de arte.

Cuando Farfalla me propuso la posibilidad de hacer del arte una profesión en mi vida; me llevó a la Accademia Europea di Firenze, donde me enamoré inmediatamente de las instalaciones y de la ciudad.

La idea de vivir en la cuna de Da Vinci y Miguel Ángel, y estudiar en una de las mejores escuelas de arte del mundo, se me hizo irresistible.

Recientemente, he sentido que las pinturas que reflejan el amor, el romance, la pasión; son mis favoritas.

Esta predilección ha llegado al punto, que todo el que está familiarizado conmigo conoce esta nueva inclinación, inclusive podría decir, que se ha convertido en una obsesión observar por largos ratos los trazos galantes e inspiradores sobre los lienzos que muestran poemas de colores.

Por eso quisiera compartir con ustedes una lista que he recopilado con mis obras favoritas, y a pesar de que algunas se encuentran en colecciones privadas y no en un museo, agradezco mis contactos de VitaEco, porque me han permitido ver cada uno de estos cuadros de cerca:

10.- El Pescador y La Sirena (1858)

Esta cautivadora obra fue creada por el pintor y escultor inglés Frederic Leighton, un talentoso artista de la corriente prerrafaelita.

Para mí, este cuadro muestra como la seducción puede provocar la muerte.

La sirena se aferra al pescador quien no puede resistirse a sus encantos, él moriría por una pizca de su amor y belleza, o por lo menos así lo interpreto.

9.- El Beso (1859)

Un óleo sobre lienzo creado por el pintor italiano Francesco Hayez en 1859, el cual es conservado en la Pinacoteca de Brera, en Milán.

Lo que más me gusta de esta obra, además de los delicados detalles de las telas de los vestuarios, es la pasión expresada en un beso que parece ser dado de manera oculta en los pasillos de un castillo, quizás, porque es una demostración de un amor prohibido.

8.- Romeo & Julieta (1884)

Este apasionante lienzo fue realizado por el pintor e ilustrador inglés Frank Dicksee, quien logró un gran éxito en la sociedad victoriana.

Sus pinturas son reconocidas por sus representaciones de escenas legendarias e históricas. Este cuadro en particular se encuentra en la Galería de Arte de Southampton.

Frank Dicksee tenía un gran talento para pintar a las mujeres, siempre las representaba de una manera muy hermosa, y aunque esta Julieta no es mi mujer favorita pintaba por él, lo que representa su escena, sí lo es.

Las delicadas prendas de la protagonista hacen un seductor contraste con las ropas de Romeo mientras se dan un beso robado en el balcón. Maravilloso.

7.- Primavera (1873)

Una obra producto de la imaginación y el talento de Pierre Auguste Cot, un pintor francés que perteneció a la corriente artística academicista.

Este cuadro se encuentra ubicada en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

Realmente puedo pasar horas contemplando el rostro de esta hermosa joven, me parece que la pareja muestra un amor puro, inocente, idílico.

Cada detalle de este lienzo es extraordinario, la naturaleza que los rodea, el columpio que los sostiene, la iluminación de sol, las posturas de sus cuerpos… todo, todo es perfección.

6.- Cumpleaños (1915)

Este vanguardista cuadro fue pintado por Marc Chagall, un pintor nacido en Bielorrusia reconocido por sus obras surrealistas llenas de color, y donde plasmó en muchas ocasiones el amor que sentía por su esposa Bella.

Esta obra en particular es posible verla en el Museo Metropolitano de Arte de Nueva York.

Así es como te hace sentir el amor, como si flotaras, como si fueras capaz de adquirir posiciones imposibles con tal de estar con las persona que amas.

El amor te rodea de colores fuertes y brillantes, así como se demuestra en este lienzo.

5.- El Beso (1897)

Edvard Munch, un pintor noruego, es el autor de esta pintura.

Su obra más famosa es “El grito”, pero particularmente, este cuadro es el que más me gusta de sus trabajos.

Se puede encontrar en el Museo Munch en Oslo.

Un beso representa una conexión íntima y privada, una unión de mente y piel, y aquí puedo ver como dos personas se fusionan en una sola gracias a un beso, el calor del amor los derrite y los une. Así lo veo yo.

4.- El beso (1922)

Tamara de Lempicka es una de mis artistas preferidas del estilo Art Déco, pero ya que estoy creando una lista de los lienzos que me enamoran, tengo que incluir su pintura conocida como El Beso.

Cuando veo este cuadro, siento la felicidad de la mujer y la devoción del hombre, la piel de sus rostros sobresalen en la oscuridad de la noche que los rodea, en la privacidad de su beso.

3.- El Rapto de Psique (1895)

Este lienzo fue creado por William-Adolphe Bouguereau, un pintor francés del academicismo.

Me encanta esta obra, sobre todo porque representa la historia de amor de Eros y Psique.

Aquí podemos ver como el dios del amor lleva a su amada entre sus brazos al destino donde finalmente la convertirá en su esposa.

La gran felicidad que tiene el rostro de Psique es lo que más me gusta contemplar.

2.- Los Amantes (1928)

Éste no es el único lienzo de René Magritte que me gusta de él.

“El hijo del hombre” es también una de sus obras más famosas, pero ese es un cuadro para conversarlo en otra ocasión.

En cambio Los Amantes, si forma parte de esta lista, mi lista sobre lienzos que muestran la pasión y el amor.

Tantas cosas se pueden interpretar en esta pintura… ¿se esconden de alguien?, ¿o simplemente representan que el amor es ciego?, o a lo mejor quieren decir que las personas nunca se llegan a conocer realmente.

En fin, a mí me hipnotiza y puedo pasar horas contemplando sus detalles, cada brochazo es inspirador.

1.- El Beso (1908)

Probablemente les parecerá un cliché que este cuadro sea al primero de la lista, la verdad es que no importa, porque para mí, es la obra número 1 en cuanto a representaciones de amor se refiere.

El beso fue creado por Gustav Klimt, el famoso pintor austríaco perteneciente a la corriente artística simbolista.

Sus colores son excitantes, vivos, llenos de alegría.

La brillantez del oro la hace resaltar en su hogar, la Österreichische Galerie Belvedere.

No hace falta dar muchas explicaciones o interpretaciones sobre esta obra, es bastante explicativa por sí sola.

Espero que hayan disfrutado de mi lista, y que se sientan tan inspirados como yo al ver estas pinturas…

 

 

 





Deja un comentario

Tu comentario