Un recorrido por las bibliotecas más hermosas del mundo. Por Miah Polleo

 

Luego de que descubrí el maravilloso mundo de la Comunidad Mágica, y el grandioso poder de los Guarnats de teletransportación, no pude resistir la tentación de pedirle a Goran que me llevara a conocer las bibliotecas más espectaculares y extraordinarias del mundo.

Inicialmente me acompañaba, ya fuera explicándome datos históricos y arquitectónicos de las edificaciones o sus colecciones de libros, o simplemente observándome disfrutar de los recintos.

Pero luego, al ver que me perdía en el delicioso aroma de los libros, y en la curiosidad de conocer la mayor cantidad de ejemplares posibles (aunque fuera solo sus lomos, ya que en algunas instituciones no permiten que los toques por lo delicado de su condición, debido a sus antigüedad, por ejemplo); me comenzó a llevar hasta las cercanías de las bibliotecas para que yo las recorriera por mí misma, algo que siempre le agradezco y me hace amarlo aún más, que respete mi amor por los libros y me dé mi espacio para que los aprecie sola.

Pero no es correcto que acapare tanta belleza, quisiera compartir algunas de mis experiencias, y por eso describiré bibliotecas que he visitado, bibliotecas que me han dejado con la boca abierta y sin aliento, bibliotecas que todo amante de la literatura debería conocer.

Sin ningún orden en particular, aquí les menciono unas cuantas….

 

1. Biblioteca del Monasterio de San Florian, Austria

Esta impactante biblioteca, pertenece a uno de los monasterios más antiguos de Austria, su pasillo principal manifiesta su majestuosa decoración barroca, con su colorido fresco del techo elaborado por Bartolomeo Altamonte, y su pintura arquitectónica de Antonio Tassi.

Aunque leí sobre la grandiosidad del lugar que la rodea, mi interés estaba enfocado únicamente en los libros y sus estantes, así que Goran me dejó en las manos de un dulce guía del lugar, quien se dedicó a explicarme todo con precisos detalles.

Según Alexander, el simpático guía de cabellos rojos, la librería cuenta con 150.000 volúmenes publicados entre 1500 y el siglo XIX, aunque a mi parecer, lo más valiosos de este lugar, son los 800 manuscritos de la época medieval.

2. Biblioteca de la Ciudad de Stuttgart, Alemania.

Recuerdo el día que conocí esta biblioteca como si fuera ayer, había leído sobre el revuelo que había causado su proceso de construcción, algunos pensaron que su diseño estropearía la estética de la zona, pero para mí, contemplarla por primera vez ha sido una de las experiencias más emocionantes de mi vida; su imponente presencia aceleró mi respiración.

Este grandioso cubo monolítico blanco, de 40 metros de altura y 44 x 44 metros de base, tiene dos pisos subterráneos y nueve pisos sobre el suelo, posee una fachada doble, por dentro es una fachada muro cortina, y por fuera tiene ladrillos de cristal. Esta innovadora estructura, se la debemos al arquitecto Eun Youn Li.

Una de las cosas que me gustó de esta edificación, es el toque personal que le dio su creador, la palabra “biblioteca”, está escrita en las paredes exteriores en cuatro idiomas:

En la pared este, en coreano

En la fachada oeste, en inglés

En la parte externa que da al sur, en árabe

Y en la pared norte, en alemán (el idioma local)

Al entrar, tuve que recordar que debía respirar porque me quedé sin aliento, literalmente; me recibió un espacio de tres mil metros cúbicos, llamado el corazón, completamente blanco y vació, es como si hubiera sido pensado para que el visitante bloqueara la existencia del mundo que se dejaba atrás al entrar al reino de los libros.

Sobre el corazón, se levanta en forma de cono la celestial sala de galerías de libros, donde se pueden encontrar textos en 25 idiomas además de los escritos en el idioma local.

Biblioteca musical, biblioteca infantil, puestos de trabajo, café, columnas interactivas de pantallas táctiles para ubicar los libros… eso y mucho más, todo lo necesario para escapar de la realidad y adentrarte a la literatura.

 

3. Biblioteca José Vasconcelos, México D.F.

Esta grandiosa biblioteca se encuentra ubicada en la zona norte de Ciudad de México, una perfecta combinación de Cultura y Naturaleza; una estructura de vidrio, hormigón y acero rodeada por un jardín de veintiséis mil metros donde se encuentran 168 especies de plantas en casi sesenta mil ejemplares.

La recorrí fascinada, tanto por dentro como por fuera, en su interior hay más de 580 mil obras y sus espacios son fabulosos.

Hay un área de Braille donde además ofrecen servicios de transcripción de textos y lectura en voz alta, también uno de música con partituras e instrumentos, el infantil cuenta con 68 mil obras y un área para niños hasta los 3 años.

El espacio de publicaciones periódicas ofrece el acceso de periódicos impresos, el de multimedia cuenta con computadoras, televisores, reproductores de películas y una gran cantidad de material relacionado con el cine, los documentales e idiomas. También tiene un área de usos múltiples equipados para realizar charlas, debates, talleres entre otras actividades.

Por último, cuenta con espacios de lengua de señas, auditorio, cafetería y una zona para exposiciones temporales, definitivamente, una maravilla. Entiendo por qué dicen que es uno de los diez recintos bibliotecarios modernos más reconocido internacionalmente.

 

4. Biblioteca Liyuan, Pekin – China

A pesar de su sencillez, ésta es una de las bibliotecas más hermosas que he visitado, creo que precisamente por su simplicidad es que me parece la más bella de todas, su exterior está en completa armonía con la naturaleza que la rodea, y eso la hace una estructura muy especial.

Leí en alguna parte que su diseño fue realizado por los arquitectos del Atelier Li Xiaodong. Esta biblioteca se encuentra ubicada en un pueblo localizado a las afueras de Pekín llamado Huairoi. La construcción de este lugar tuvo como objetivo la de ofrecer, además de un área de lectura en una zona tranquila, un área de contemplación hacia el espectacular paisaje natural que la rodea.

Hay un dato que me pareció bastante interesante, con la intención de crear una edificación que estuviera acorde con la naturaleza que la iba a rodear, los arquitectos estudiaron los materiales disponibles en el pueblo y se fijaron en unos palos de madera apilados a las afueras de las casas cuyos habitantes reunían para alimentar sus cocinas y estufas.

Fue así como decidieron utilizar “un material ordinario de una manera extraordinaria”, vistiendo el exterior de la estructura con esta madera.

El interior del edificio me otorgó una paz increíble debido a su particular diseño, diferentes capas y niveles permiten el acceso a variados espacios íntimos, y aunque el edificio está recubierto por cristales para que entre la luz del sol, los palos de madera que la revisten atenúan esta iluminación creando un ambiente perfecto para la lectura.

 

5. Biblioteca Nacional de Praga, República Checa

Podría asegurar que la belleza de la Biblioteca Nacional de Praga no tiene límites, su ambiente elegante y su espectacular y antigua decoración, es digna de admiración.

Esta famosa institución se encuentra ubicada dentro del conjunto de edificios barrocos llamada Clementinum, y es considerada la sala más hermosa de todo el complejo. Su contenido permanece prácticamente intacto desde los tiempos de los jesuitas, la cual cuenta con una colección de libros teológicos de más de veinte mil ejemplares, además de un repertorio histórico de globos terráqueos.

La grandiosa y delicada pintura del cielorraso, es obra de Josef Hiebel quien tuvo como meta simbolizar con sus dibujos las artes y las ciencias. En la gran cúpula del centro pude interpretar que estaba representado el Templo de la Sabiduría que guió a los profetas bíblicos y a los profesores cristianos.

Este santuario de libros fue nombrado Biblioteca Nacional en 1782, y su inscripción fue ubicada sobre el balcón por el director Ungar en esa fecha marcando así su fundación.

 

6. Biblioteca de Vennesla, Noruega

Una de las razones por la cual deseaba conocer esta biblioteca, fue porque según el sistema Noruego, esta estructura fue reconocida con la máxima certificación por haber sido edificada con materiales 100% reciclables, es decir, es una construcción ecológica. Dos excelentes puntos a su favor: libros + preservación del ambiente.

Investigando sobre esta institución, supe que en Vennesla, el municipio al sur de Noruega donde se encuentra ubicado este templo de sabiduría, utiliza la madera para la mayoría de sus infraestructuras, por lo que el estudio Helen & Hard decidió diseñar una obra híbrida que combinara la madera con equipos tecnológicos.

Este centro cultural es de cómodo acceso desde la plaza principal de Vennesla, donde la espectacular estructura de madera y cristal se complementa armoniosamente con su entorno urbano debido a su exterior traslúcido y su terraza con asientos al aire libre.

Otro hecho interesante es la manera como fue diseñado su interior, sus arquitectos desarrollaron la idea de la costilla, es decir, la biblioteca está constituida por veintisiete costillas de madera que forman el techo, y cada una de ellas fueran cubiertas con materiales especiales que esconden los ductos del aire acondicionado, y junto con unos panales curveados de cristal ocultan la iluminación y crean unos agradables espacios de lecturas así como las estanterías.

Este es uno de mis lugares favoritos para escaparme a leer…

 

7. Biblioteca de la Universidad Pompeu Fabrá, Barcelona – España

Todas las construcciones viejas tienen interesantes historias detrás de ellas, y la construcción donde se ubica esta universidad no es la excepción.

Esta espacio conocido en sus inicios como Dipòsit de les Aigües tuvo sus inicios por el año 1874, pero no fue hasta 1880 cuando lo inauguraron como un depósito de agua, su función era la de canalizar el agua de la cascada de un parque conocido como la Ciutadella y al mismo tiempo regar sus jardines.

Durante 100 años tuvo diferentes usos, fue un asilo municipal, un archivo de justicia, un almacén de bomberos hasta un parque de la Guardia Urbana, hasta que en 1992 comenzó a formar parte de la Universidad Pompeu Fabrá; y en 1999, luego de que se creara un acceso subterráneo dese el edificio Jaume I, se inauguró como Biblioteca General de esta universidad.

Los nuevos niveles creados por los arquitectos que respetuosamente intervinieron esta construcción, permiten diferentes espacios de alturas variadas, algunos de poco más de dos metros, otros de más de doce metros, lo que ofrece a sus usuarios ubicarse en áreas que se adapten al ambiente que deseen estar.

Debo admitir que el entorno es místico y misterioso, el silencio es espectacular, incita a perderse horas y horas dentro de la magia de los libros.

 

8. Biblioteca del Parlamento Canadiense, Otawa – Canadá

Esta biblioteca es una belleza sin duda alguna, y es tan importante para su país, que su estructura, inspirada en la sala de lectura del Museo Británico, adorna un billete de su moneda.

El uso de esta institución es exclusivo para los miembros del parlamento, sin embargo, hay tours disponibles para visitantes. La verdad es que a mí no me hizo falta solicitar ningún permiso, Goran logró introducirme a este hermoso lugar como si fuera mi casa.

El techo abovedado me recuerda al estilo gótico victoriano, los detalles en la madera son dignos de observar y la estatua de la reina Victoria parece velar por la paz de los lectores.

Este templo del saber contiene más de 600.000 artículos y está bajo los cuidados de 300 empleados, un importante patrimonio del gobierno de Canadá.

9. Biblioteca Nacional Austríaca, Austria

El día que visite la Biblioteca Nacional Austríaca, estuve horas contemplando cada detalle sin percatarme cómo pasaba el tiempo, es mágica y te quita el aliento al momento de entrar.

Sus pinturas, sus frescos en los techos, sus estatuas, sus intimidantes estanterías de madera… todo puede robar tu mirada y aprisionar tu atención sin que seas capaz de poner resistencia.

Dicen que esta institución tiene alrededor de ocho millones de objetos entre libros antiguos, manuscritos, papiros, globos terráqueos, mapas; haciéndola una de las bibliotecas más importantes del mundo.

He ido dos veces, sentí la necesidad de ir una segunda vez para llevar a Bulan, ya que este lugar es como un antiguo museo decorado con libros, se encuentra en el centro de Viena y es de fácil acceso, recomiendo su visita a todos los amantes de los libros.

 

10. Biblioteca Alejandrina, Alejandría – Egipto

Dos factores fundamentales lograron fascinarme sobre este grandioso edificio, el primero fue el factor histórico.

Es de conocimiento de muchos que hace miles de años existió  un lugar donde se podía ubicar todo el saber de la humanidad: La Antigua Biblioteca de Alejandría.

Se dice que en este centro del pasado se localizaban cerca de 900.000 rollos de papiros llenos de sabiduría. Fue la biblioteca más grande del mundo y tuvo un triste final al desaparecer debido a un incendio en el siglo VII.

Como tributo a esta antigua gran entidad, en el año 2002 se inauguró la Nueva Biblioteca de Alejandría en la misma ciudad que hoy en día forma parte de Egipto. Este espectacular complejo fue desarrollado y patrocinado por prestigiosas instituciones como la Universidad de Alejandría y la UNESCO.

Su tamaño intimida de una manera emocionante, sobrepasa las expectativas de las bibliotecas comunes, contó con la colaboración mundial de organismos que se unieron para donar libros y equipos. Tiene una superficie que supera los 36.000 metros cuadrados y su diseño simboliza al sol otorgándole la luz del conocimiento a toda la humanidad.

Su acceso está permitido para todo el público, aquí se puede encontrar más de 200 mil libros, 50 mil mapas, 10 mil manuscritos, 10 mil archivos de audio y 50 mil de visuales entre muchos archivos más.

Bueno,  ésta es mi recomendación de bibliotecas por los momentos, en el futuro daré a conocer otro listado más.

Saludos, Miah.

 

 

 





Deja un comentario

Tu comentario