Una mirada a la Academia “Danza Las Artes”

 

Tal y como lo comenté en una publicación anterior, unos meses luego de terminar de escribir Mística Natural, me encontré dibujando bocetos sobre los atuendos que viste Luna en cada capítulo, y los lugares donde se desarrolla el inicio de la historia.

Uno de los bocetos que diseñé, además de la residencia de la familia Polleo, fue el de la Academia “Danza Las Artes”

Esta academia se creó exclusivamente para el cuidado y protección de Luna y sus hermanas, aunque claro, ellas no tuvieron conocimiento sobre esto hasta mucho tiempo después, y, la institución estaba disponible para todo público (humanos únicamente).

—¡Oigan! —la voz de Aylin se impuso sobre las demás—. ¿Recuerdan la casona abandonada que está a cinco cuadras de acá?

Las jóvenes asintieron.

—La compraron hace un par de semanas y va a ser una academia de danza y otras artes; se va a llamar “Danza las Artes” —prosiguió Miah.

“Danza Las Artes” fue diseñada con el fin de ofrecer actividades relacionadas con los intereses de las hermanas Polleo; disciplinas como el Yoga y el Pilates, hasta el Teatro y el Tango formaron parte del día a día de este lugar de enseñanza.

Al imaginarme esta institución, visualicé una estructura de cristal rodeada de vegetación, y aunque la madera y las piedras fueron también componentes importantes, vislumbré paredes y techos traslúcidos que permitieran la brillante entrada de la luz del sol.

Al entrar a la edificación quedaron extasiadas al ver que la casa remodelada era más grande de lo que se habían imaginado. Un ancho zaguán dejaba ver el centro de la estancia, el cual era más alto que el resto de la construcción. Desde el techo colgaban unas largas telas elásticas multicolores, sostenidas por unos anclajes dispuestos en las claraboyas. La luz del sol iluminaba todo el lugar.

Grandes salones contrastados con espacios íntimos, y un amplio jardín acompañado de un pequeño escenario, formaron parte del diseño de la academia.

Finalmente, he aquí el resultado de mi imaginación…

¿Qué te parece? ¿Es cómo te la habías imaginado?